La Banyà

PARTICIPA EN ESTE JUEGO DE DOS BANDOS: FUEGO Y AGUA.

¡MÓJATE CON NOSOTROS!

La cremà (quema) de los monumentos, pone fin a los días grandes de Fogueres, pero también es uno de los momentos más divertidos y sobre todo únicos y singulares, de las fiestas de Alicante.

MIENTRAS SE QUEMA LA FOGUERA TIENE LUGAR LA BANYÀ.

banya

Foto: Tony Díez

Los bomberos que acuden a cada Foguera mojarán las llamas para apagar el fuego del monumento pero además iniciarán un juego con los espectadores. Entre cánticos y aplausos todo el que lo desee es mojado a la vez que la foguera. El agua alivia el calor de las noches estivales alicantinas que se ve incrementado con las llamas y divierte a grupos de pequeños y mayores. Los jóvenes van de Foguera en Foguera para poder mojarse varias veces en un rito único y lleno de diversión.